sábado, 7 de octubre de 2017

De la democracia

La Constitución, intocable.
Salvo algunas cosas.
http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/titulos/articulos.jsp?ini=135&tipo=2

La ley es la ley, salvo algunas cosas.
https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2017-11501

Imposible cambiar la ley y la Constitución para permitir a la población votar en un asunto de especial relevancia (independencia, Monarquía o República) pero se puede modificar en cuestión de horas para proteger los intereses de los poderes económicos.

El poder legislativo a las órdenes del gran capital y sordo ante quien lo elige.

miércoles, 4 de octubre de 2017

En mi azotea

He subido a la azotea a escuchar su canto.
Estorninos y gorriones revolotean a diario por encima de mi cabeza.
Hoy no están. Se han marchado. Sólo queda el vacío.
He mirado al cielo. La amplia sábana blanca se ha descolgado de las cuerdas que sostienen mi paz.
Sólo queda la soga y una sombra gris que proyecta la sábana, enganchada en una antena, sobre mi tejado.
Sin luz, los claveles y pensamientos que colorean mi azotea se han marchitado.
En el suelo, la huella de lo que fueron. Hojas secas que crujen como quejidos al ser pisadas.
Alzo mi vista pero no alcanzo a ver los pájaros, tan solo un trozo de tela que ondea como bandera me impide ver el cielo y todo lo que allí canta y vuela.
Mi azotea está desierta y en sombra, sin música ni olores.
El silencio calla a los pájaros que sobrevolaban mi cabeza.
A solas, entre flores secas, me siento a esperar que vuelvan las amistades que escaparon.

lunes, 10 de julio de 2017

Mi paz, en tu vientre.

Sentirte fuerte pero tan vulnerable.
Sabio e ignorante.
Firme y frágil.
Escuchar la palabra valiente en medio de un miedo atroz.
Son los ojos de Mario.
La sonrisa de Candela.
Las patadas de Mateo.
Mi universo a punto de estallar.

viernes, 30 de junio de 2017

Gente de barrio

Mi barrio siempre ha sido Miralvalle. He pasado más años en otros lugares, pero el apego a un barrio, el sentimiento de pertenencia se queda en mis recuerdos, en mi infancia. Quizá porque entonces todo era distinto, quizá por la cercanía de que ofrecía aquella sociedad que me veía crecer, quizá porque la nostalgia siempre tiñe de belleza lo pasado.
De Miralvalle recuerdo la plazuela en la que vivíamos, una calle ancha propicia para correr y hacer resonar una pelota a media tarde en las puertas de la cochera.
Recuerdo la tienda de la Sra. Visi, la vecina, una mujer siempre amable, a la que recuerdo dando cariño a mi perra. Me acuerdo de su nieta y sus tardes de puerta en puerta en aquellos años en los que empezábamos a confundir lo que era conciliar. La Señora Visi, los Andaluces, los Vitorianos. Gente de barrio, con sus tiendas siempre abiertas en aquellos tiempos en los que teníamos tiempo para ir a hacer la compra, comparar precios, productos, quejarte del color de los tomates.
Recuerdo el Videoclub Carrera, sus pasillos y sus cintas perfectamente colocadas. No amaría como hoy amo el cine y la cultura sin aquel Videoclub.
Recuerdo los Faroles y el Bar Rina, lugares de encuentro, de conversación. Otros bares donde los hombres echaban la partida, la fotografía de una España machista, pero también la imagen de un vecindario tranquilo, conversador, próspero y que se posaba delante del Valle del Jerte con confianza, como uno de los barrios señeros de la ciudad por su vida y su riqueza comercial. Del Bar Rina recordaré siempre a María, compañera de clase y trabajadora incansable. Es uno de los primeros recuerdos de lo que es la sociedad de "clases" que tengo, la marca para el futuro de tu trabajo. La dignidad en las manos de obreros y trabajadoras.
De Miralvalle recuerdo a mis vecinas y vecinos, la charla, la preocupación y el cotilleo. Recuerdo sobre todo a mi tía Dolores, una mujer devota, atenta, afable, querida. Una señora anónima que todo el mundo conoce. Recuerdo a Juan Carlos y su inmenso csrioo, y su enorme sonrisa. Y au madre (siempre ellas) obstinada en su cuidado. Los primeros contactos con la discapacidad, nuestros ojos inocentes y torpes aprendiendo a convivir. No siempre consiguiéndolo. Hay lecciones que aprendes al recordarlas.
Recuerdo una infancia a veces cruel y a pequeños amigos (y a las amigas de mis hermanos). Recuerdo a Víctor, siempre con el baloncesto en la cabeza mientras yo pateaba la pelota contra aquellas sonoras puertas. Hoy puede presumir (pero no presume) de haber ascendido a EBA.
Recuerdo un taller de reparación de electrodomésticos
De Miralvalle recuerdo las mañanas (y las tardes) de paseo al colegio. De mis primeras veces. De doña Julia, su cariño y dedicación. Mi primera maestra. De doña Lina, de Don Faustino y de doña Paquita, una de esas maestras que se te graban a fuego.
Me acuerdo de Don Juan, un hombre del barrio, bético, apasionado en las matemáticas y el flamenco. Me acuerdo de Don Anselmo, tan alejado a mi ideología como influyente en mi vocación. Sin él no existirían estas letras.
Recuerdo mis continuas citas al médico, recuerdo rostros sin nombre y recuerdo más a Ana que a Don Ángel. En tiempos de confirmación, ella me abrió el debate y la cabeza. A veces dudo quién de los dos llevaba la razón.
Hay caras y nombres que se pierden y se difuminan y pienso que en 2050 estos nombres de gente de barrio que hizo de Miralvalle un lugar próspero, rico y amable se habrán olvidado mientras que en las plazas se recordarán los nombres de gente más por su fe que por sus actos.

martes, 27 de junio de 2017

Conciliar

No dejo de escuchar y leer en estos días sobre el gran problema de la conciliación y la gran preocupación de padres y madres cuando llega el verano "¿Qué hacemos con los niño?"
La familia, campamentos, nuevas actividades en el centro escolar, ¿a qué edad se pueden quedar solos en casa? son las respuestas más habituales. Seguimos entendiendo que la conciliación es encontrar un lugar donde nuestros hijos e hijas estén a buen recaudo mientras trabajamos.
Conciliar debe ser todo lo contrario.
Conciliar debe ser adaptar nuestro trabajo al cuidado de hijos e hijas, no adaptar su cuidado a nuestro trabajo.
El gran error y el origen del problema es que siempre se plantean las soluciones equivocadas. Invertimos tiempo y recursos en buscar alternativas a los cuidados; deberíamos invertir ese tiempo y esos recursos en armonizar el mercado laboral para que la prioridad sean los cuidados: excedencias, ampliar tiempo de vacaciones, reconocer derechos por cuidado de personas dependientes (los y las menores son personas dependientes).
Está en juego la alarmante tasa de natalidad, pero hay mucho más: no se puede entender el fracaso escolar sin hablar de la ausencia de conciliación, niños y niñas que crecen en soledad, que pasan horas y horas en el centro escolar o con sobrecarga de actividades para que hagan cosas mientras no estamos en casa, niños u niñas sin el descanso necesario, casi sin referentes familiares, sin un ocio familiar que acaba también en un ocio solitario.
Esclavos de un mercado laboral que exige flexibilidad, la conciliación es una utopía y, mientras tantos, toda una generación se educa sola.
Necesitamos volver al pasado pero con soluciones feministas. La que se entiende como la generación mejor preparada de nuestra historia tenía un nexo en común: la conciliación familiar. Entonces, se encomendaba por tradición machista a la mujer los cuidados. No había problema si enfermabas, si había vacaciones, si por la tarde no había clase: la conciliación era una obligación incuestionable. Tenemos que volver a esa mentalidad de cuidados pero sin responsabilizar de ella únicamente a la mujer, involucrando a ambos sexos y dando soluciones feministas desde el estado que lo permitan. También soluciones globales que sirvan a los distintos modelos de familia y no exclusivamente a la "familia tradicional".
Debemos buscar soluciones de conciliación real, cambiando el enfoque del problema, dirigiéndonos a lo que deben hacer padres y madres (no buscando lugares y cuidados alternativos a sus menores) y que eso no suponga una penalización a la hora de querer acceder al mercado laboral (que ya sucede y más en el caso de las mujeres).

martes, 7 de marzo de 2017

Feminismo

Mañana es el Día de la Mujer.
Hoy, en Zona Mixta, hemos hecho una foto de qué contamos y cómo contamos el deporte los medios. Y luego hemos intentado analizar el porqué. Gracias a José María Ortiz, Alberto García, José María Maldonado y Paloma del Río por exponerse al espejo de la realidad.
Esta ha sido la radiografía que hemos hecho
Está jugando a esta hora el Perfumerías Avenida el primer partido de los cuartos de final de la Euroliga. Se enfrenta desde las seis a Fenerbache.
Hemos cogido los periódicos regionales, nuestra propia programación, hemos visto los informativos de TVE, T5 y A3 y leído El País, El Mundo y el Marca (no nos ha llegado hoy el AS)
¿Qué repercusión mediática ha tenido este partido? ¿Qué información encontramos hoy en los medios?
Sólo el Marca en su versión papel. En la versión digital, solo lo hemos encontrado en La Vanguardia. En el AS, por ejemplo, nada. En la versión papel del Marca, dos columnas en las que se trata la presencia española en los 8 equipos clasificados. Destaca que aparece una foto de Cristina Ouviña, base del Nadezhda y la foto de los 3 entrenadores, hombres, españoles que han logrado clasificar a sus equipos. Entre ellos, Miguel Ángel Ortega, el técnico del Perfumerías. No se hace previa del partido de Perfumerías Avenida.
¿Es la principal noticia de baloncesto?
No. La primera página es para la igualdad en la ACB y hay una columna para las 3 derrotas consecutivas del Madrid.
¿No ha dado nada TVE en sus informativos?
Nada, pese a retransmitir el partido TDP
¿Fue igual la semana pasada con la previa de la Euroliga masculina?
Si nos fijamos en Marca, se dedicó una página entera al Galatasaray - Madrid y una columna para el Baskonia - Milán. Ese día se publicaron los resultados y la clasificación de la Liga Femenina, que tuvo jornada el miércoles. En el resto de medios de tirada nacional no se ofreció información de la previa. Sí incluímos nosotros esas citas en nuestros breves de Minuto 30 o en la agenda matinal en Primera Hora. No solemos incluir la Euroliga Femenina en esas agendas. Hoy, por ejemplo, no hemos apuntado este partido.
El baloncesto ocupa por tanto poco espacio informativo, aunque ya apreciamos hoy que hay un tratamiento diferente. Vamos a hablar de fútbol.
¿Se dice algo hoy de la Algarve´s Cup que está disputando la selección española? Ayer empató ante Islandia y mañana jugará la final con Canadá ¿alguna información?
El Marca en la página 41.
¿Repasamos el último amistoso de la selección masculina o no hace falta? Su repercusión en los medios fue manifiestamente mayor.
Hoy hay Champions y eso lo ocupa casi todo ¿esa es la razón?
Supongo que el 22 de marzo, cuando el Barça juegue ante el Rosengard la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones femenina podremos volver a hacer la comparación. Por cierto ¿cuántas noticias de deporte masculino salen respecto a deporte femenino en el día de hoy? Recordemos que ayer, por ejemplo, se entregaron los Premios del Deporte de la Asociación Española de la Prensa Deportiva.
Noticias en papel de hoy en El País: 4 páginas para la Champions, la vuelta del Chapecoense y una noticia sobre los Lakers.
El Mundo: 3 páginas de Champions, una noticia sobre la inauguración del mundial de Feestyle y Snowboard que se celebra en nuestro país (ha estado el Rey en la inauguración, que es como comienza la información). En esa noticia, se habla de participantes de ambos sexos.
El Mundo completa su información deportiva con una columna de breves, todos los breves de deporte masculino: la París Niza, referencia a la dureza de la crónica de la web del Valencia tras el partido ante el Atleti, la Premiere y Fórmula 1.
¿Y en la región?
En nuestro Minuto 30, no ha habido referencias a deporte femenino. En Televisión, se ha hablado brevemente del AlQazeres (el mismo espacio que se le ha dado al Cáceres Patrimonio) y de un torneo de tenis en el Madison Square Garden. Se ha citado a 4 tenistas masculinos y a Garbiñe Muguruza. Y ya. Todo lo demás, masculino, con predominio del Extremadura - Mérida de segunda B.
¿Y en los Periódicos?
Predomina el deporte masculino aunque hay hueco para eventos mixtos y también para la convocatoria de Carmen Menayo en la sub-19 o la clasificación de Cristina Cabaña para el Europeo de judo, por ejemplo.
Y más curiosidades: los medios generalistas como El Mundo o el País dedican los lunes una columna con la agenda de la semana: no aparecen los partidos de Euroliga femenina pero sí los partidos de Euroliga masculina. Lo mismo pasa con la Liga Endesa en relación a la Liga Femenina o la Liga Santander respecto a la Liga Iberdrola. Es más, en las versiones digitales de estos periódicos, hay enlaces para ir a determinadas secciones siempre de deporte masculino: Liga Santander, Champions, Liga Endesa, Euroliga masculina, Fórmula 1 y 6 naciones en El País.
Desde primera hasta la segunda B de fútbol (pasando por la Premier o la Bundesliga y las competiciones europeas) en El Mundo. El Mundo también dedica secciones especiales a ACB, NBA, Euroliga y Copa del Rey de basket, por ejemplo. Todo en competiciones masculinas, porque ningún apartado especial para LF, Euroliga femenina o de la Copa de la Reina (o de la Liga Iberdrola de fútbol).
Por no cebarnos con los medios nacionales, en nuestra agenda (la de Canal Extremadura Radio que se puede encontrar en nuestra web) hacemos un seguimiento del fútbol masculino desde primera división hasta la segunda extremeña o la liga nacional de juveniles. De fútbol femenino, sólo publicamos el resultado del Santa Teresa en Primera. Y va después de todo el fútbol masculino absoluto.

http://www.canalextremadura.es/radio/deportes/zona-mixta

jueves, 2 de marzo de 2017

Fronteras

Vivir en la frontera. Dar un paso y sentirte extranjero. Volver hacia atrás y perder tus derechos.
La misma persona, distintas miradas.
Hay lugares en el mundo en el que si has permanecido sentado durante años, así como lo proclamara Gloria Fuertes, has tenido varios nacionalidades, varias banderas y escudos a los que proclamar tu amor y defensa eterna.
Qué extraño y absurdo este mundo que hemos inventado.